PIEZA DE PAISAJE
EL ALLEGADO N°7 / EL GRAN QUESO

(Palos y maderas de diversas dimensiones, planchas de madera y de fibra de vidrio con onda amarillas, vidrios, instalación eléctrica). Realización en conjunto a Carlos Peirano.




Instalación de una pieza habitacional en altura cuya base en planta corresponde a un corte aproximado a 1/8 de circunferencia, construida con tabiquería de palos y planchas de onda traslúcidas en zinc amarillas y ventanas circulares de distintos tamaños. La pieza se ubica en una punta generada por el corte que produjera el paso de la calle por encima del inmueble original, quedando suspendida en la zona superior de esta ruina, apoyada en el travesaño superior de una estructura de hormigón, asomando al vacío del cerro.







Intervención en inmueble en estado de ruina tras ser expropiado en la década de los setenta para la ampliación de la entonces conocida Avenida de los Cerros (como se le llamaba al Camino Cintura y Avenida Alemania en el puerto). El trazado y la construcción de esta avenida constituye una vía que se extiende a través de los cerros, inaugurando entre ellos el andar de una mirada que ondula, como su nombre lo indica, en una constante de curvas donde la mirada oscila entre las vistas panorámicas de la ciudad, el mar y la bahía, junto a la visión de la quebrada, techos, eriazos y casas.

Precisamente la ampliación de esta avenida pasa por sobre lo que antes era un sendero en el que no cabía un vehículo. Interesa señalar esta relación original de la geografía con la expansión de lo urbano pensando en el emplazamiento y en la instalación de la obra como sitio específico, y en este inmueble en ruina como parte de un trayecto de los cerros en el que se puede reconocer una arquitectura tan vernácula como distintiva en cada uno de estos, y por consiguiente en la instalación como una pieza producida a partir de ese imaginario.















No hay comentarios:

Publicar un comentario